Si has recibido un archivo de datos en Excel, y te has encontrado ante la dificultad de operar con estos datos debido a que los mismos se hallaban almacenado como textos, el siguiente artículo es para ti.

Un valor almacenado como texto arroja resultados incorrectos en tus expresiones matemáticas o funciones, cuando lo que quieres es operar con dicho valor. Para poder hacerlo sin problemas, intenta alguna de las siguientes alternativas, muy rápidas de implementar.

Opción 1:

Comencemos con la alternativa que promete darte las mayores probabilidades de éxito, tomando el siguiente ejemplo de datos aleatorios, cuyo punto en común es que representan valores (ya sean números enteros, decimales, monedas, fechas u horas).


Para iniciar, selecciona todas las celdas que comprenda el rango que deseas convertir a valores, y dirígete a Datos > Herramientas de datos > Texto en columnas


Esto abrirá el asistente para convertir texto en columnas. Los detalles de lo que realiza dicho asistente es un tema para otro día, pero para obtener lo que queremos basta con hacer click en el botón Finalizar:


Y voilà, los valores almacenados como textos se habrán convertido exitosamente en valores propiamente dichos:


Opción 2:

Para esta alternativa, escribe el valor 1 en una celda que se encuentre en blanco, y luego copia la celda:


A continuación, selecciona todo el rango de celdas que contienen valores almacenados como textos, y sobre esta selección, haz click derecho y elige Pegado especial:


En la ventana que se abra, elige: Multiplicar


¡Y listo! Lo que habrás hecho en este caso, es precisamente multiplicar cada valor del rango seleccionado, por 1 (el valor copiado). Dado que el resultado de cualquier número por uno, es el mismo número, el resultado devuelto es un valor igual al que se encontraba anteriormente en la posición.

Atención: este método convertirá tus valores numéricos especiales, como fechas u horas (que Excel interpreta como números pero las muestra en formato de fecha-hora), en valores enteros o decimales. Luego puedes formatearlos como desees desde Formato de celdas, pero lo más importante es que podrás operar con ellos con normalidad.

Opción 3:

La opción final, si bien la más evidente, no siempre está disponible. Se basa en la detección por parte de Excel que una celda que esperaba devolver un número, devuelve en realidad un texto, y se evidencia por un triángulo verde en la esquina superior izquierda. Usando la asistencia de errores de Excel, selecciona todo el rango de celdas, iniciando por una que muestre esta esquina verde, y siguiendo el signo de exclamación que aparecerá a un lado, elige: Convertir en número.


Este método funcionará especialmente bien para valores numéricos enteros, decimales y monedas, pero puede fallar en el caso de fechas.