POR QUÉ rendir el examen